Donald Trump ha develado algunos detalles de sus intenciones en política migratoria en caso de llegar a la Casa Blanca en 2016. En una entrevista con CNN, el empresario sostuvo que deportará a todos los inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos y, posteriormente, permitirá la vuelta “de los buenos”, aunque nunca con derecho a la ciudadanía.
El magnate republicano, que lidera la mayoría de encuestas en estos momentos, ha utilizado la inmigración para situarse en el foco de los medios. No solo en su discurso de lanzamiento –en el que realizó los famosos comentarios contra los inmigrantes mexicanos- sino durante toda la campaña, las referencias al tema migratorio han sido continuas.