A6CA48F0-8939-464C-83B7-30E8597DC535.jpg__460__390__CROPz0x460y390

“Esto me lo mandó Dios”, dijo Yohanny Lucrecia Domínguez cuando el marido le pidió que dejara de trabajar. Es media mañana y cierra la puerta para aislar su relato del ruido por el edificio que levantan al lado del Núcleo de Apoyo a la Mujer. A ese lugar acude con el uniforme de voluntaria. Está desempleada pero allí recibe un incentivo por participar en charlas sobre el tema de violencia y ser auxiliar en labores de ornato. Con las heridas más o menos sanas, ofrenda su testimonio para que otras mujeres superen el ciclo de horror que ella vivió y del cual logró escapar.

Respirar y recordar es una rutina que le ha costado tiempo y chorro de llanto. Yohanny es madre de tres varones y la niña que le crió a su segundo esposo. En el octavo grado tuvo que abandonar la escuela y a los dieciséis años cambió la adolescencia por el hábito de mujer casada.

En su primer matrimonio, Yohanny no vivió asomos de agresión. Todo aconteció cuando decidió unirse al artesano del ámbar, Narciso López. La “luna de miel” le duró ocho años hasta que ella descubrió qué hacía su compañero con la gente que entraba a la habitación.

“La relación fue bonita al principio. Era obrera de zona franca, pero él me pidió que no trabajara. Pensé que eso era bueno para mí, pero no sabía cuál era el fin”, dice.

Su madre, lo único que tenía en la vida, murió cuando Yohanny tenía diez años. Hoy a los 42 y con cinco marcas en la cabeza y la cicatriz de una puñalada en el brazo izquierdo, recuerda que descubrió a su marido consumiendo drogas en su propia casa. El hallazgo la sentenció a la primera golpiza delante de la cofradía de Narciso. ¡Cuidado si dice algo! Y tras la alerta llegó la bofetada, los golpes. Luego, un abrazo, un calmante y hasta el sol del otro día.

“Yo vivía como rica. Tenía nevera, muebles. Mi compra era de saco de arroz y dos galones de aceite. Pensaba que eso era lo mejor hasta que descubrí que no quería esa vida”, recita haciendo pausas leves.

Intentando dibujar sus palabras con el par de manos que conocen la dureza e invisibilidad del trabajo doméstico, Yohanny evoca cuando su expareja la arrastró por la calle halándola de los cabellos. Muchas veces se separó y otras tantas lo aceptó por miedo a que él consumara la amenaza de que si no volvía, hallaría uno de sus hijos “con la boca llena de moscas”. “Volvía, no por amor, sino por miedo”, recuerda tan claro como cuando él le tapaba la boca para que al amoratarla, nadie escuchara sus gritos.

Un círculo maldito
Atrapada en el espiral de violencia de género, la voluntaria del Núcleo de Apoyo a la Mujer, conoció a la trabajadora social Mildred Mata, a su juicio, lo mejor que le ha pasado en la vida.

“Me ayudó tanto que me trajo al Núcleo para que me superara, me dio trabajo en su casa. Mildred se ha quedado sin dinero para darles a los usuarios y usuarias de la Unidad de Atención Integral a la Violencia de Género. Incluso, les ofrece chocolates a los hombres violentos y se los lleva a comer para aconsejarles”, afirma.

En el Núcleo la instruyeron sobre el tema de violencia. Y aprendió sobre la “Ruta crítica” o calvario que padece una mujer al querellarse contra un agresor en un sistema que poco y de manera lenta responde hasta que la muerte toca su puerta.

“Los talleres me salvaron cuando esa noche en Pueblo Nuevo, Narciso llegó a mi casa, puso dinero en la mesa y me invitó al supermercado”, narra. Fue la última vez que Yohanny empeñó la mente y el cuerpo para evitar que el exmarido la arrastrara ña fuerza de golpes- al segundo piso de la vivienda. “Ahí sacó la sevillana y delante del niño me apuñaló”, certifica en lo que se le escapan lágrimas contenidas. Pensar en su hijo y en cómo lo agarró su padre es la única llaga que no ha podido superar. Malherida ñbotando mucha sangre-, Yohanny vociferó ¡Un ladrón! ¡Un ladrón! y en la vecindad corrieron. El hombre huyó, ella se amarró una venda y pidió auxilio. Alguien pagó el taxi que la trasladó al hospital.

Solidaridad
El Núcleo de Apoyo a la Mujer es una organización no gubernamental fundada en 1987 con el objetivo de contribuir a enfrentar la violencia contra las mujeres, niñas, niños y adolescentes, a través de la coordinación intersectorial, educación, investigación, abogacía por los derehos humanos, la comunicación y oferta de servicios de atención integral. La ONG desarrolla sus acciones a través de tres áreas que abarcan los ejes: prevención, atención y coordinación intersectorial. Oficina ubicada en el sector Los Pepines. www.nucleodeapoyoalamujer.org

 

(+)
“LA SOCIEDAD SE HACE LA CHIVA LOCA”

A Yohanna Lucrecia Domínguez le duele que la sociedad responda más rápido a la alarma por un ladrón que ante un hombre agrediendo a una mujer. “Se hacen los chivos locos, la gente puede ayudar hasta lanzando piedras”, asegura la mujer que muchas veces se querelló pero por temor no seguía el proceso. Su expareja vendió un solar que tenían y “lo parrandeó”.

 

“Eso puedo recuperarlo, pero jamás mi vida. Soy libre y la libertad significa respirar, hablar con la gente, estar con tu familia. Prefiero ser pobre pero feliz”, manifiesta con asomo de sonrisa.

Algo sí le duele, que no existan centros educativos especiales para niños, como su hijo, que han vivido el infierno de la violencia de género. También la falta de oportunidades para las mujeres pobres que regresan al abrigo de sus agresores porque no tienen dinero para alimentar a sus hijos e hijas. “Este es un problema de toda la sociedad, no es solo de dos”, admite, segundos antes de despedirse.

 

http://listindiario.com




VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Related Posts with Thumbnails

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Buscador
Coming Soon…
Coming Soon…
Locker Room
Locker Room

Locker Room Sports Snacks and Games!

Mibahiatv

 delapc curso de internet

Curso de computación

Curso de computación

Curso de computación

Blogs panas
Mibahia.net on Facebook
Ratings de MiBahia.net